• Twitter: jmestradasa
  • YouTube: channel/UCnMC9ihI5hnmUepnP3vuYmw

Cocina a leña

banner finca
 
La capacidad de su horno que aprovecha al máximo las medidas de la cocina y la utilización total de su encimera (plancha) permiten una excelente cocción de los alimentos. Su armadura de hierro fundido, sus herrajes y apliques brindan una robusta calidez y una gran belleza.
 
* Clic en las imagenes para ampliar

Descripción

El funcionamiento de las cocinas es muy sencillo. Por la boca de carga o a través de las arandelas de la encimera (plancha) se introduce leña o carbón. La llama y el humo de la combustión calienta la encimera y en su recorrido hacia la chimenea, el humo calienta también el horno, rodeándolo. Bajo la boca de carga existe un cenicero al que se accede a través de la puerta o cajón exterior.

La colocación de las ollas o sartenes en una zona u otra de la encimera permite disponer de potencias diferentes. Lo mismo ocurre en el horno, ya que la temperatura en la parte superior es más alta que en la inferior. La cocina a leña alcanza temperaturas extraordinarias tanto en la encimera como en el horno, lo que permite obtener platos imposibles con una cocina convencional de gas o eléctrica.

El horno, en particular, tiene la ventaja de que la fuente de calor se encuentra en el exterior, y no en el interior, por lo que los alimentos no se resecan en la cocción ni se contaminan con los gases de la combustión. La variación natural en la potencia de la radiación, por las diferencias en la combustión de la leña, mejora todavía más el resultado. Las carnes asadas, las empanadas, los postres y otros platos alcanzan su máxima expresión de sabor con una cocina a leña.